Sociedad – Un hombre borracho chocó a una familia y mató a un nene de tres años en San Martín

Una familia pide justicia luego de que un hombre aparentemente alcoholizado a bordo de una camioneta chocó a gran velocidad el auto en el que viajaban y mató a Bautista, un chiquito de tres años. El accidente ocurrió el pasado domingo 27 de julio a las 8 de la mañana sobre la avenida General Paz, a la altura de la localidad bonaerense de San Martín.

Gastón, papá del nene, relató angustiado el momento del impacto y pidió la urgente detención del responsable, quien fue liberado tras estar cuatro días demorado en una comisaría. Se llama Juan Manuel Sánchez Villar, y es de Ramos Mejía. Ese día, la familia había salido de su casa de Tigre en dirección a San Justo para concurrir a una competencia de Taekwondo, deporte que practica el hermano mayor de Bautista, de siete años. Tomaron Panamericana y luego General Paz., hasta que ocurrió lo peor: una camioneta que venía en el mismo sentido pero a unos 170 km/h los embistió en la parte posterior del vehículo.”Sentimos un impacto terrible, los vidrios estallaron y el auto empezó a hacer trompos. Quedó destrozado. Tuvimos que salir por una ventanilla”, contó el papá de la víctima.

En medio de la confusión comenzaron a buscar a Bautista, pero no lo encontraban. “Estábamos desesperados. Lo buscamos por todos lados hasta que lo vimos tirado al lado del guardarrail desangrándose”, dijo Gastón al canal TN. Los patrulleros llegaron enseguida. Una ambulancia de paramédicos frenó para asistirlo, pero lo vieron tan lastimado que “no sabían cómo proceder”. Como no llegaba otra ambulancia, lo llevaron en esa misma al hospital Thompson, el más cercano de la zona, pero sin cirujano presente tuvieron que trasladarlo al Eva Perón, también en San Martín. Ahí estuvo solo media hora. La incomprensible muerte de Bautista fue inevitable. Gastón contó que segundos después del accidente, se acercó hasta la camioneta que los había impactado y vio al conductor abriendo la puerta. “Salió de la camioneta y se caía. Estaba totalmente borracho, no se podía parar”, sostuvo el papá de “Bauti”. En la comisaría lo vieron de la misma manera. “No sabía dónde estaba, no estaba consciente de lo que había hecho”, añadió.

La jueza a cargo de la causa, Fabiana Palmaghini, liberó a Villar cuatro días después de su detención. Le dijo a la familia que pondría todo de sí misma para avanzar en la causa, pero que necesitaba la mayor cantidad de pruebas en el menor tiempo posible. Si bien hay varios testigos que pueden corroborar los dichos de la familia damnificada, también serán vitales el control de alcoholemia realizado sobre Villar y las imágenes de las cámaras de seguridad. “No entiendo cómo lo puede dejar libre. Los testigos todavía no fueron citados a declarar. Queremos que Juan Manuel Sánchez Villar pague con prisión por lo que hizo”, dijo el padre muy compungido. “Es muy injusto que Bautista esté enterrado en el cementerio de Tigre y que este tipo esté en libertad”. Gastón todavía no puede entender lo que pasó. Ahora sólo pide justicia. “Íbamos a pasar todo el día en el club, en familia. Pero fue el peor día de mi vida”, concluyó.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>