Sociedad/Policiales – Sorpresivo giro en el crimen de Ostende: liberaron al papá del nene asesinado

Los investigadores comprobaron que el hombre estuvo el fin de semana en la localidad de Maipú. En tanto, la mamá continuará detenida.

Leonardo Aguilera (30), el padre del niño de dos años encontrado asesinado en un descampado en la localidad balnearia de Ostende, fue liberado esta tarde.  En tanto, Claudia Ayala (22), la madre de la víctima, continuará detenida como principal sospechosa de haber cometido el crimen de su hijo.

Fuentes judiciales informaron a Télam que los investigadores comprobaron que el hombre estuvo el fin de semana en la localidad de Maipú y que la madre, llamada Claudia Ayala (22), lo acusó de haber cometido el homicidio de Benjamín.

El titular de la fiscalía descentralizada de Pinamar, Juan Pablo Calderón, reclamará hoy la justicia de garantías que convierta en detención la aprehensión de la mujer, a la que indagará en las próximas horas por el delito de “homicidio calificado por el vínculo”, que prevé la pena de prisión perpetua.

El principal testimonio que favoreció a Aguilera fue el de un remisero que declaró ante el fiscal Calderón, que el viernes lo había llevado a Maipú y que el domingo lo había traído de vuelta a Ostende, lo que lo deja fuera de la escena del crimen. La madre de la víctima continuará detenida como principal sospechosa

Según el relato de la mamá de Benjamín, el padre del nene “es alcohólico y fue él quien propinó la golpiza al niño”. Al momento de la detención, Claudia Ayala dijo ante los efectivos que su marido y padre del menor de edad había perpetrado el brutal ataque que le provocó la muerte de Benajmín. “Se asustaron ante la muerte del niño y tiraron el cuerpo al basural”, afirmaron fuentes policiales, al repasar la declaración de la mujer.

La mujer declaró que durante el fin de semana habían discutido en un auto estacionado frente a su casa y que, durante la pelea, Aguilera llevó al niño al asiento trasero y lo asfixió con sus propias manos. Añadió que luego el joven se fue con el cuerpo del niño hasta un descampado y que lo había arrojado allí antes de huir, pero señaló un lugar distinto al sitio donde fue hallado el cadáver, muy cercano a su casa.

Al ser interrogada, Ayala no pudo explicar por qué no había llevado al niño inconsciente al hospital o al menos denunciado el hecho en la comisaría local. Además, vecinos de la joven declararon ante el fiscal que ella maltrataba a su hijo, que no lo alimentaba como correspondía e incluso reconocía que lo descuidaba por consumir bebidas alcohólicas en exceso.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>